Cómo escuchar tu voz en un mundo ensordecedor

Tu vida no es un simple rol inflexible: cumplir normas, no salirte de la raya, no recibir una queja, que nadie te mire mal o descubra que no eres lo que parece... Eso no es vida, eso es sobrevivir al día, en un mundo mezquinamente uniforme que no tiene porqué ser el tuyo. Eso es aguantar el aire con la esperanza ciega de que el tiempo cambie, algo pase y tu vida sea maravillosamente distinta. #incondicionalmente #encontrartuvoz #aceptarte #conocerte #experimentar

Tu vida no es un simple rol inflexible: cumplir normas, no salirte de la raya, no recibir una queja, que nadie te mire mal o descubra que no eres lo que parece…

Eso no es vida, eso es sobrevivir al día, en un mundo mezquinamente uniforme que no tiene porqué ser el tuyo.

Eso es aguantar el aire con la esperanza ciega de que el tiempo cambie, algo pase y tu vida sea maravillosamente distinta.

Dudar de una misma es demasiado habitual

Lo ves recubierto de compras compulsivas, de conformismo, de maltrato, de adicción a objetos o a substancias, de falsa seguridad. Lo ves fuera, pero también dentro de ti.

Intentas llenar ese espacio que queda con la tele, con la recomendación de un amigo o el último bestseller.

Con el tiempo afinas más y buscas cosas más sofisticadas, menos populares y generales, pero que persiguen lo mismo: aclarar LA duda, encontrar LA respuesta, saber LA verdad.

Este blog surgió como una forma de despejar esa misma duda. Quería saber si mis ideas merecían la pena. Y me embarqué en la aventura de trasladar el contenido de mi cabeza al mundo real. No ha sido ni rápido, ni elegante, ni fácil.

Puedes pasar la vida maquinando, pero si nunca pones el pie fuera, vives en un mundo ideal en el que tu humanidad no tiene cabida. Ser humana es muy real, es muy orgánico y de futuro incierto, al contrario que un sueño.

La imperfecta historia de este blog

Empecé manga por hombro para evitar mi perfeccionismo mental y la prisa se adueñó de mí. Quería que me diera igual estar aquí fuera por encima incluso de la impresión que causara, aunque lo pasaba mal precisamente por eso. A los 6 meses hice una (larga) pausa para digerir y explorar las intrigantes puertas que se abrían ante mí.

Como escuchar tu voz en un mundo ensordecedor. Tu vida no es un simple rol inflexible: cumplir normas, no salirte de la raya, no recibir una queja, que nadie te mire mal o descubra que no eres lo que parece… Eso no es vida, eso es sobrevivir al día, en un mundo mezquinamente uniforme que no tiene porqué ser el tuyo. Eso es aguantar el aire con la esperanza ciega de que el tiempo cambie, algo pase y tu vida sea maravillosamente distinta. #‎IncondicionalMente #‎voz #‎Incondicional

En esta fase intensa y personal coincidieron el Esencialismo, Marie Kondo y un viaje a Japón. Estaba ilusionada mirándolo todo desde otra silla. Pero, aún sabiendo que ya no quería correr delante del toro, me volví a perder de nuevo en el bosque de siempre. El miedo a meter la pata se sentó al volante, e histérico, empezó a dar volantazos de un lado al otro…

Leí mucho, mi bandeja de correo rebosaba de vida e iba robando poco a poco mi espacio. Con las manos atadas a la espalda, observaba una batalla de opiniones ajenas a mí que no terminaban de convencerme. Me sentía mal.

Afortunadamente, una mañana mi espalda me dijo dolorosamente PARA. Y así concluí, por 2758º vez, que la única forma de seguir era encontrar lo que me funcionara a mí y dejar de usar los cortapastas de otros. No sé tú, pero yo he aceptado que necesito caerme de este burro regularmente para no acabar estrellada en la cuneta.

Cogí un papel bien grande y me puse a garabatear mi proyecto, tal cual. Mi fuerza viene sobretodo de lo visual, por eso dibujar mis ideas, ha sido la única forma de dar sentido a todo. Si estás pensando cuál puede ser la tuya quizás te interese pasar por aquí.

Cuando ya piensas que lo tienes todo controlado… Zas, llega la vida y te pone la zancadilla. La rabia y la desesperación te confunden, la verdad. Pero una vez que lo aceptas, te bajas del caballo y atiendes lo que tienes delante, un peso se levanta de tus hombros. Al volver te encuentras con que ese obstáculo te ha enriquecido. Y aunque te ha llevado más tiempo que si lo hubieras ignorado, te sientes más sincera.

Como ves, más que un proyecto, esto parece una casa de locos. Cada vez que conquistas algo, se te cuelan visitas inesperadas por la ventana. Después descubres, con algo de vergüenza, que casi siempre son las mismas, que esto ya lo has aprendido y lo que hiciste no funciona, o no del todo.

Pero estos altibajos son parte del proceso, sin ellos no habría avance. Sin ellos seguiría en mi cabeza en un mundo poco humano e irreal.

Este mundo nos dice incansable cómo debemos ser, qué debemos hacer y hasta dónde podemos llegar mientras dejamos para luego todo lo que nos agita por dentro (aunque luego no parece llegar nunca). Aplazas tu vida, tus sueños, todas esas sospechas que te han llenado por unos segundos, las aventuras posibles, incluso cuando ni siquiera sabes qué son. Y, a la vez, temes que llegue el día en que sea demasiado tarde. Estás esperando el momento perfecto para dar el siguiente paso. Intentas hacer “lo que está bien”, lo que se espera de ti, y dejas para después lo que verdaderamente te llama y solo tú llegas a escuchar, como un susurro. Eres una gran buscadora de tesoros pero, a la hora de la verdad, te quedas en los planes, en las ideas. Te sientes a veces atrapada, esperando permiso, esperando que alguien te diga el camino a recorrer, que alguien se dé cuenta de que estás aquí, con miedo a no ser lo suficientemente buena.

Cómo escuchar tu voz en un mundo ensordecedor

En este blog te presento lo que llamo el Camino Incondicional.

Va de emprender la marcha hacia un lugar como mínimo incierto, pero tremendamente iluminador y emocionante. En el mío he aprendido 3 cosas:

#1 El camino incondicional no es único.

Después de muchas desviaciones y callejones sin salida, lecturas interminables a lo largo de los años y mi humilde experiencia en mi vida, he llegado a la conclusión de que el Camino* Incondicional no es uno.

No puede haber una verdad absoluta para todos. Da igual la disciplina o el marco que sigas, esto no es el señor de los anillos y no hay una única cosa para “gobernarnos” a todos.

En la vida real, si miras alrededor tuyo con atención, solo ves significados diferentes y diversidad. Es precisamente el imponer una idea para todos lo que crea tensión y sufrimiento. La realidad no es única, en el sentido de que ninguna persona puede verla tal y como es, solo construirla con su experiencia y sus herramientas, aquí y ahora.

Tienes legítimo derecho a elegir lo que tiene sentido para ti. Para vivir, en lugar de seguir sobreviviendo con las normas de otro.

*Aunque escribo “camino”, hablo de una dirección amplia, un movimiento. Imagina un campo infinito y sin vallar.

#2 Hay 3 claves básicas.

Son 3 piezas cuyas tripas cambian de ti a mí y del que tienes al lado:

Aceptarte. Conocerte. Experimentar.

Son puntos flexibles de un mapa que solo tú puedes entender completamente (porque es tuyo), que va dibujándose sobre la marcha y para el que no puedes prepararte. Solo puedes hacerlo, caminarlo, vivirlo.

#3 Reflejar es unirlo todo y revelarte.

Es tener una conversación contigo y ponerte al día de tu vida con la persona más importante (tú). Reflejar te permite separar lo que es tuyo y lo que es para ti, de lo que no lo es, para salir de la duda,  para sacar a la luz tu voz.

Cuanto más vulnerable eres, más real, más profunda y más sincera.

Para escuchar tu voz necesitas encontrar equilibrio, una guía y estar dispuesta a explorar incluso cuando no sabes cómo. Y cada una de estas cosas, la tienes ya dentro de ti.

Bienvenida a IncondicionalMente, una vez más  (-:

He vuelto para Conocerte, Aceptarte y acompañarte en tus Experimentos.

No tengo todas las respuestas, ni las quiero. Tengo las mías. Y eso es precisamente lo que quiero para ti, que encuentres las tuyas.

Mientras recorro mi camino, quiero estar aquí para provocarte, para tener una conversación sincera contigo y compartir.

Correo Incondicional

Ahora este blog tiene una Newsletter, el Correo Incondicional, que puedes recibir si te apuntas aquí.

En principio es mensual, incluirá el recopilatorio de posts del blog y algo más. En un futuro irá evolucionando para aportar contenidos no publicados en el blog.

¿Qué te parece el nuevo IncondicionalMente? Te espero en los comentarios, te echaba de menos (-:

Publicado en Blog Etiquetado con: ,
10 Comentarios en “Cómo escuchar tu voz en un mundo ensordecedor
  1. Desirée dice:

    Bienvenida de nuevo Amelia. Me ha encantado leer tus últimos posts y me gusta mucho la nueva apariencia, es sencilla, elegante y clara. ¡Enhorabuena! 🙂

    Me quedo con tus 3 claves básicas: Aceptarte. Conocerte. Experimentar.

    Y, ¿sabes qué le añadiría yo? “Siente”. Es una palabra que últimamente resuena en mi vida. Haz lo que sea que quieras hacer si así lo sientes, come esto o lo otro porque lo sientes así, camina/corre/haz yoga porque lo sientes bueno para ti. No porque aquí dicen que es bueno o allá recomiendan que es mejor x que y.

    Al final se trata de estar más conectados con nuestras percepciones y con nuestra intuición. Y poco a poco acabar siendo nuestros propios gurús.

    Hasta tengo pensado escribir un post sobre esto, llevo como medio año con él en la cabeza, jeje.

    Un besito!

    • Ame dice:

      ¡Muchísimas gracias Desirée!

      Cómo he echado de menos estar por aquí…

      No puedo estar más de acuerdo, 100%. De hecho Sentir es algo que tengo integrado dentro de mis claves, y quiero incorporarlo a la Bio de forma gráfica para que sea más fácil de asimilar (aunque no estoy inventando la rueda ni nada, of course).

      Y ¿sabes qué? Sentir fue la palabra que elegí el año pasado como intención para este año en mi carta intencional. No la he tenido super presente pero la veo en todo lo que he ido haciendo y cuanto más sientes más profundizas, más comprendes, más te conoces. Para 2016 estoy a punto de decidirme.

      Al final se trata de estar más conectados con nuestras percepciones y con nuestra intuición. Y poco a poco acabar siendo nuestros propios gurús.

      Como si me leyeras la mente, solo puedo decirte amén. Espero ese post, cuando te salga iré a leerte como siempre 🙂

      Gracias por venir un ratito por aquí.

      Un besazo!

  2. ISABEL dice:

    La nueva estética del blog está en concordancia con lo que comentas en este post y creo que es importante. Me parece maravilloso que vuelvas a coger el caballo por las riendas. En esta vida hay que ser muy humilde y gran persona para reconocer los propios errores y volver a enfrentarlos, y tú has demostrado serlo.

    Tal y como ya te dije la primera vez, aquí seguiré incondicionalmente.

    PD: Me he sentido muy identificada en varios aspectos.

    ¡Mucha suerte en esta nueva etapa!

  3. ¡No sabes lo que me alegra verte de nuevo por aquí!

    Me encanta la nueva estética del blog, colores suaves que invitan a la calma…
    Sobre los contenidos solo puedo decirte una cosa: sé tú misma. No te compares con nadie y escribe desde el corazón. Si una cosa he aprendido yo en estos meses es que a tu blog van a llegar exactamente aquellas personas que lo necesiten y así, ellos tendrán la suerte de conocerte y tú de crecer.

    No te dejes abrumar por la autoexigencia que paraliza y no lleva a nada, simplemente comienza a caminar. Verás cuántas cosas hermosas descubres por el camino.

    ¡Un millón de besos y toda la suerte del mundo!

    • Ame dice:

      ¡Muchas gracias Mónica!

      Exactamente, de eso hablo aquí. Sobretodo de la pelea interna, jodida pero necesaria 😉

      No sabes las ganas que tenía de volver…

      Un abrazo!

  4. lola dice:

    Gracias por las propuestas de tu nuevo blog, y por ese camino conjunto a descubrirnos en las nuevas experiencias y en la formas con que nos invitas a conocernos. Un abrazo.

  5. Marian dice:

    Simplemente genial! Me he visto reflejada en algunos puntos de tu post y me ha encantado leerte de nuevo! Mil besicosss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*