Entre mujeres

Nunca pensé que fuese a escribir sobre este tema. Hasta hace bien poco yo era de las que no se mojaban porque si todos éramos iguales no tenía sentido hablar de esto…

Pero claro, en realidad no quería molestar, no quería encararme con nadie, ni enfrentarme a la idea de que quizás en mi familia hay machismo. De ese obvio, pero también de ese sigiloso que crea princesas y guerreros de seres humanos que vinieron a esta vida para ser ellos mismos, no para rellenar moldes.

Ya te contaba hace un par de semanas que Roy Galán me sacó de este armario del feminismo cómodo y cómo su libro y su revolución del amor han terminado de despertarme del letargo.

En un día como este no quiero criticar o dar moralina o pelear sobre qué es o qué no es feminismo. Personalmente soy de pasar de las manifestaciones de un día, me interesa más el fondo. Lo que se hace cuando nadie mira, cuando no hay público. Las intenciones sinceras. Y eso no se muestra con rosas, ni con memes de facebook o whatsapp, o pasando cadenas de mensajes.

Tenemos la oportunidad de resquebrajar nuestras vitrinas que creemos perfectas. Podemos ser la razón por la que otras mujeres sean. Sin más. Ahora.

Pido hoy, (y el resto del tiempo también, pero vayamos a pasitos), que seamos los mejores apoyos de cualquier otra mujer, que dejemos de criticar, de juzgar, de mirar por encima del hombro.

Porque las mujeres somos las potenciales transmisoras de valores de esta sociedad y ahora más que nunca tenemos la oportunidad de transmitir amor, compañerismo, apoyo incondicional,…

Elijo preguntar y dejar de asumir.

Elijo preguntar y dejar de juzgar.

Elijo preguntar y escuchar las respuestas, los silencios, las miradas.

Escuchar lo que otra mujer tiene que decir y admirarlo, absorberlo, sentirlo. Sin importar la edad. No solo debemos podemos escuchar a adultas, sino también a las más pequeñas. Esa es la única forma de inspirarlas, elevarlas y potenciarlas como futuras transmisoras de valores. Tratarlas como queremos que se traten a sí mismas. Apoyando una auto-imagen amable y su increíble potencial en este mundo.

Dejemos de regañar. Dejemos de regañarnos.

Aunque todo esto no sea exclusivo de mujeres todas sabemos lo difícil que es a menudo estar entre nosotras.

Quizás por eso me inclino a entrevistar a mujeres en la sección Vidas Incondicionales, aunque algún hombre caerá por supuesto…

Quizás por eso me he enamorado de este libro:

“En compañía de mujeres”, con el doble significado de rodearte de mujeres y las empresas que crean esas mujeres. Una joya, un manual, una fuente inagotable de sabiduría, inspiración y creatividad reunidas y adornadas con fotos y otras creaciones artísticas. Confieso que algunas preguntas que hago las he sacado de este libro, porque me han parecido interesantes y relevantes para lo que voy absorbiendo desde este pequeño blog.

Estoy emocionada por vivir en una época en la que ocurre la Women’s March en EEUU.

O la transformación de héroes en heroínas, como en Juego de Tronos o Mad Men. O la conquista de espacios exclusivos a hombres durante siglos, como la comedia. O la autenticidad con la que se ha dejado de lado el artificio de “Sexo en Nueva York” para traernos a “Girls” o mi comedia americana favorita (después de Parks and Recreation):

Es algo fuerte a veces, pero entonces pienso si es que me parece fuerte porque tengo estas ideas de qué es lo correctamente femenino o porque me desagrada. Mi respuesta es que me hace infinita gracia precisamente por romper los esquemas de una forma que no esperaba encontrarme en un programa de entretenimiento.

Estamos en la era de la conexión y no, nada tiene que ver con el whatsapp o las redes sociales. Es la conexión humana, intuitiva y femenina… El sentir por encima de controlar.

THE FUTURE IS FEMALE

(el futuro es femenino)

Es un slogan de los 70 del que se ha hablado mucho en esta vuelta a la vida. Que si es separatista que si significa x o y. Para mí no se trata de dividir, o de crear un futuro femenino ya que el pasado ha sido marcadamente masculino, en plan revancha. Para nada. Para mí decir que el futuro es femenino es decir que ahora vamos a apostar por el talento femenino, la intuición, la expresión emocional y la comprensión. Y eso no debería ser algo a temer bajo ningún sexo o ideología.

Imagenes:

Brooke CagleKarla Ann CoteJosh Willink, Grace Bonney, Samantha Sophia

Publicado en Blog Etiquetado con:
6 Comentarios en “Entre mujeres
  1. Verónica dice:

    Muy chulo el artículo! Sí que es un tema para el que cuesta encontrar las palabras… Poquito a poco llegaremos a ese mundo en el que todos valoramos, celebramos y vivimos plenamente lo femenino.

  2. Cristina dice:

    ¿Y usar referentes culturales españoles o al menos europeos que tengan más que ver con nuestra realidad? Hay muchas mujeres con talento haciendo un trabajazo enorme por aquí a las que podemos apoyar.
    😉

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Bienvenida Cristina!

      Gracias por tu sugerencia. La verdad es que viene muy a cuento en este post, precisamente porque hablo de lo críticas que somos las unas con las otras. Estamos acostumbradas a ver la falta en lugar de quedarnos con lo positivo.

      Yo no escribo artículos rigurosos. Hablo desde mi experiencia y de lo que me inspira y me sirve a mí. Y no me parece que las referencias que he usado estén tan alejadas de nuestra realidad porque, nos guste o no, en este mundo globalizado y ahora mismo tal y como está el panorama, desde allí se están liderando importantes cambios. No soy fanática de lo norteamericano, ni estoy a favor de los nacionalismos. Simplemente soy Amelia, y aquí y ahora esto me inspira.

      Además de este artículo también estoy haciendo entrevistas a mujeres con mucho talento de este país, por si quieres echarle un vistazo. Este mes he tenido unos contratiempos y aún no he podido publicar la siguiente.

      Esto parece una confesión-justificación. Pero prefiero dejar claro mi punto de vista, con todo el buen rollo. Y de paso darte las gracias por darme la oportunidad de definirme un poco mejor.

      ¡Un abrazo!

  3. Estrella dice:

    Bravo!! me encanta que te lances a hablar de feminismo y de la importancia de que las mujeres nos apoyemos y escuchemos entre nosotras mismas.
    Me parece genial que cada vez seamos más las que prestemos atención a este mensaje y le vayamos perdiendo miedo a la palabra feminismo, como si fuera algo negativo o de amargadas. O como si eso nos incapacitara para amar a hombres.
    Poco a poco el mensaje va calando entre nosotras!!! Y eso es un gran avance 🙂
    Buenos días!!!

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Bienvenida Estrella!

      Me alegro de que estemos en la misma onda 🙂 Es cierto, muchas veces no hablamos por miedo a la etiqueta, y muchas veces terminamos con etiqueta igualmente por no hablar… Mejor es que dejemos claro dónde estamos y así otras podrán hacer lo mismo.

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*