3 poderosas razones para ser más TÚ

3 razones ser mas tu

Este mes de Abril estamos hablando de tus Súper Poderes, de tus talentos. Este es el tercer artículo de la serie, hemos hablado de ¿Qué te hace inteligente? y la semana pasada concretamos cada una de las Inteligencias Múltiples. ¿Sábes ya cuál es tu Súper Poder?

¿Me he echado a perder?

Siempre he tenido esta asfixiante sensación de que viviera el momento que viviera, de que tuviera la edad que tuviera, ya llegaba tarde, por no saber qué hacer, por no haber acertado aún en lo que debería estar haciendo hace años.

Esa idea de que esto ya me llega tarde.. de que ya tengo una edad… de si lo hubiera sabido cuando tenía X años… Si alguien me hubiera dicho, si me hubieran enseñado esto y no lo otro…

La verdad es que no puedo hacer absolutamente nada con lo que fue, ni con lo que pudo ser, ni siquiera puedo controlar lo que va a ser.

Lo único que me queda es este preciso momento.

El camino que he recorrido y que me ha traído hasta aquí forma parte de mi historia, de lo que me hace humana en lugar de un perfecto robot ejecutor de comandos infinitos.

Conocer cuáles son tus verdaderas fortalezas no es un ejercicio de vanidad, o de exploración ociosa, es un paso firme y confiado hacia ese futuro que quieres palpar, hacia todas esas ilusiones que tienes de hacer algo que deje huella, que impacte en otros, que te transforme hacia tu legado, tu orgullo de ser.

3 razones por las que abrazar tu inteligencia te permite ser más tu:

1#1 Para transformarte

No para ser otra persona, sino para profundizar y desarrollar la película de tu vida, esa en la que triunfalmente terminas sintiéndote realizada, poderosa.

Todo el conocimiento y riqueza que precisas ya lo tienes, está dentro de ti.

La herramienta básica a tu alcance es tu propia inteligencia, no la que ojalá tuvieras, o la que te decían que debías haber tenido para ser valiosa, sino la tuya: la que te hace comprender y sentir el mundo de la forma única en la que tú lo haces.

Tu especial combinación tiene:

  • una Inteligencia Primaria, la que cuando la lees piensas “¿Cómo puede ser? ¡Si ésta soy yo 100%!”.
  • una Inteligencia Secundaria, que la sientes como tuya pero no tanto como la Primaria.
  • y pinceladas de otras inteligencias que dan color a tu especial fusión y te sirven muchas veces para ganar perspectiva sobre un problema o sobre una experiencia.

Sorpresas no solo te las da la vida cuando te cambia los planes, también te las puedes dar tú eligiendo cuál va a ser el siguiente paso, por desafiante que sea, por incompresible para otros, por incierto e inseguro que parezca.

2

#2 Para apoyar a otros

Si podemos entender cuáles son sus talentos, dejaremos de esperar cosas que no pueden darnos, podremos apoyarlos para que no se sientan como pez fuera del agua, sino en su terreno y nos puedan maravillar con todo su potencial.

No importa si es tu pareja, si es tu madre, tu hijo, si es la vecina, tu socio o tu clienta, si entiendes qué es lo que le hace brillar tú te conviertes literalmente en su heroína. Eres la persona que lo ve a el, no la que le exige que sea otro, sino que sospecha quién es en realidad.

Comprender porqué esta persona tarda en comprender una explicación en un texto y sin embargo si le das una imagen, un gráfico, le brillan los ojos. O porqué esta otra necesita hacer algo para comprender el concepto que hay detrás. ¿Porqué forzar a pasar por un aro artificial, cuando hay tanta riqueza y variabilidad en este mundo?

¿Cómo te has sentido cuando te has cruzado con una persona que hablaba tu lenguaje, que quería verdaderamente entender lo que le estabas explicando, con tus palabras, con tu visión de las cosas? ¿No sería maravilloso transmitir lo mismo?

Si mi inteligencia primaria es la lógica pero nunca llego a entender que no es la medida de todas las cosas, termino midiendo a los demás con esa regla y los catalogo de “listos” y de “tontos” y no entiendo que comprendan o necesiten experimentar el mundo de otra manera,. Como una persona cuya inteligencia primaria tiene que ver con su cuerpo, con el movimiento, con el manos-a-la-obra para poder procesar y comprender a un nivel óptimo lo que está aprendiendo o lo que le están explicando.

3

#3 Para cambiar el mundo

Comprender tu inteligencia y apoyarte en ella te convierte en un modelo a seguir, te permite cambiar el mundo con tu ejemplo. Uno que todos necesitamos ver cada día para contrarrestar la inercia, las frases hechas, los guiones preestablecidos y la presión de los medios para ser lo mismo.

Tengas la edad que tengas, vives dentro de un complejo sistema en el que eres y serás ejemplo y modelo para otros, siempre y cuando asumas ese papel. Es un papel silencioso, porque no es algo que se muestre convenciendo a nadie, o diciendo lo que está bien o mal, sino actuando, creando un mensaje que rompa con la homogeneidad aterrorizada por el fracaso.

Para cambiar el juego no podemos esperar a que cambie la educación, o a que cambie nuestro jefe, o a que cambie el político o el momento en que vivimos.

Todos los cambios empiezan desde abajo, todas las revoluciones han empezado desde la base. Si quieres tener impacto, si quieres dejar tu huella es necesario que abraces todo lo que te hace quien eres tú en realidad y sueltes todo lo demás.

Tú no eres solo tú, eres modelo de otras personas aunque no lo creas, pero solo puedes asumir ese rol si te liberas del conformismo y aceptas el miedo. No digo que olvides el miedo o que lo rechaces, porque va a estar ahí siempre. Pero puedes recuperar tu lugar para que tu miedo quede relegado a su merecido rincón, como recuerdo de que la vida no está controlada.

Si todos sacáramos partido a nuestras inteligencias y ayudáramos a otros a hacer migas con las suyas propias, ¿cómo crees que sería este mundo? ¿crees que necesitaríamos estar demostrando algo a los demás permanentemente?

El hecho de tener una inteligencia u otra no te garantiza nada. En el momento en el que la descubres no se oyen flautas ni te cae del cielo el plan maestro de tu vida solucionada, porque la clave para que sirva de algo es que tú creas en ellas, que tú te apoyes en ellas, que tú las desarrolles y seas selectiva con todo lo que no es tuyo para quedarte con lo esencial.

Y tú:

En tu trabajo o en el proyecto que estás desarrollando, ¿cómo podrías usar tu inteligencia como una herramienta? ¿dónde la has usado antes?

¿Qué vas a hacer?

 

Publicado en Blog Etiquetado con:
2 Comentarios en “3 poderosas razones para ser más TÚ
  1. lola dice:

    Gracias por ayudar a descubrirme, por poner nombre a mis matices…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*