La única verdad que llenará tu vacío

La única verdad que llenará tu vacío (para aceptarte por fín) | Incondicionalmente.es

 

Todos, absolutamente todos, somos raros. Y eso es lo más maravilloso que tenemos.

La semana pasada me puse mala. Hacía siglos desde la última vez y no recordaba esa sensación de malestar y el “esto no se va a acabar nunca”que te recuerda lo mortales que somos.

A la vez estuve incubando algo. Ideas ya germinadas en mi mente sobre qué es necesario en mi vida y qué no lo es.

La única verdad que llenará tu vacío (para aceptarte por fín) | Incondicionalmente.es

Me sentí una hipócrita conmigo misma. 

Entre el reto 30DaySelf-Love (30 días de amor a uno mismo) que estoy haciendo y esto, muchas piezas están conectando naturalmente.

Para mí, la realidad sobre la desesperación, la búsqueda de aprobación y la montaña rusa de emociones que nos sacude al probar insaciablemente cosas nuevas, esperando dar con la definitiva, es esta:

Si te sientes o te has sentido vacía buena parte de tu vida no es porque lo estés, sino porque lo has creído ciegamente. 

Me explico:

  • has descartado años de tu vida ignorando una verdad sobre ti, quizás por desconocimiento, quizás por vergüenza o culpa,
  • has sobrevivido años ocultando algo que te hacía sentir viva pero que no ha sido valorado por los demás alrededor tuyo,
  • has repudiado algo que era más tuyo que tu propia cara.

Y, precisamente por todo esto, te has rechazado a ti misma y has salido al mundo a buscar aquella llave, cosa, experiencia, que llenara ese vacío. Siguiendo las señales de otros, los métodos y las expectativas, has terminado con una mezcla gris que no se parece en nada a ti y que te hace sentir fuera de lugar constantemente.

Y no te equivocas. Tu brújula no se equivoca.

No es tu lugar, todo eso que sientes como extraño no es tuyo.

Y tú no eres el problema.

Hay cosas tan fundamentales que cuando te las niegas, estás negando tu persona entera.

Ya lo dije antes pero en mi historia, algo importante que me he negado ha sido dibujar… Qué simplón, ¿no?

Quizás pienses, pues ya está: ¡hazlo de una vez!…

Pero no ha sido tan simple, porque aún esperaba el permiso de fuera, y tenía miedo. Y lo cierto es que solo yo podía dármelo. Necesitaba tiempo, fermentación, acompañamiento por mi parte. Y también necesitaba experiencias que me demostraran que mi mente lleva décadas engañándome y diciendo que no puedo, no se, no tengo derecho a.

Desde que me reté en el #28tomake de febrero, cada vez que he dibujado me he sorprendido a mí misma.

No me las quiero dar de nada (de hecho me cuesta trabajo decir algo como “dibujo bien”), pero justo antes de empezar a dibujar mi mente decía: no puedes, no sabes, no eres capaz. Al segundo siguiente lo había olvidado y me sumergía en la tarea para después llevarme la sorpresa:

¿Cómo puedo haber hecho esto si “no puedo, no sé, no soy capaz”? Y mi mente retrocedía un poco.

No estoy en una batalla abierta con mi mente, esto es un experimento para cambiar el circuito de tantos años. Tratar de echar esos pensamientos solo los hace más fuertes y creo que al final no les quedará otra que levantarse e irse por su propio pie, libremente.

Entonces el universo confabula para ponerte la oportunidad delante

Esta semana Rut Abraín, del blog eco y sostenible Esturirafi, me hacía llegar otro reto, este incluso más personalizado que el anterior y no podía llegar en mejor momento.

#THE100DAYPROJECT is a free and open project for anyone who is hungry to jump-start their creative practice, who is curious about being a part of a supportive, nurturing community that celebrates the process, and those who are busy busy busy (??) and searching for a bite-sized way to nurture their creativity! Is this you? If so, you’re in the right spot! @peterrific.ph & @gizemicplanets shared this great overview, which I want to share with you: ✔️ Choose your action (an action you will repeat for 100 days) ✔️ Find a unique hashtag for your project, like #100daysof… (This is very important. Choose your own so that you can have all of your work under one hashtag) ✔️ Announce your project on Instagram with your hashtag and #THE100DAYPROJECT hashtag ? Begin Tuesday, April 19th! What will you do with ? days of making? We can’t wait to see! Please share this post! ?

Una foto publicada por elle luna (@elleluna) el

Se trata del proyecto #The100dayproject en el que eliges hacer algo durante 100 días. Es una forma de retarte y tener un foco para mejorar una habilidad, explorar nuevas ideas o técnicas o simplemente por amor al deporte, digo arte 😉 Puede ser tan concreto o amplio como quieras, customizado por ti y para ti.

¿Se te ocurre algo que puedes hacer durante 100 días para motivarte a hacer lo que no te atreves o siempre dejas para después pero estás deseando?

Yo he elegido dibujar, por supuesto, pero podía haber elegido hacer tortitas, solo que no me veo haciendo tortitas 100 días seguidos (nooo!). Mi hashtag ha quedado así:

#100dibujosdeamemicas y #100drawingsbyamemicas

No pretendo hacer cosas bonitas o para enmarcar, sino seguir explorando lo que me sale realmente hacer. Es la única forma que conozco de sacar a relucir mi voz. Creo que si tratara de hacer cosas para que queden bien o para que los demás las vean me volveré a perder por el camino y si quiero abrazar esta oportunidad es precisamente para ser más yo, aunque no sea popular. Voy a compartirlo en Instagram, por mantenerme comprometida.

 

¿Sabes cómo supe que el dibujo era mi verdad, esa que estaba escondiendo?

Porque cuando he vuelto a dibujar y he mirado esos dibujos que he hecho siguiendo mi intuición, mis tripas, me veo reflejada en ellos, me veo a mí. En cada línea, en cada detalle y en cada fallo.

No es que piense: esto es mío. Pienso: Esto soy yo.

Hace poco Verónica Gran, una de las bloggers que más me inspira, lo expresaba infinitamente mejor en este pequeño y hermosísimo texto: Disfrutar de la Inseguridad

Además, si me permito “el lujo” de mirar hacia dentro honestamente, sé que mi sueño desde niña era ilustrar, dibujar, pasarme la vida haciendo eso y nada más que eso. Pero ya sabes, lleva años guardado en el fondo más oscuro del trastero, con su etiqueta colgada de “infantil”, “ñoño” y “locura”.

Este es el camino que estoy tomando, pase lo que pase. Desde fuera quizás sea como: pues vale, vas a doblar esta esquina hacia la izquierda, ¿que tiene de prodigioso?. Para mí es como hacer puenting sin cuerda con la certeza infantil de que, pase lo que pase, voy a volar. (Para que sepas lo poderoso de esta imagen: tengo vértigo, que traspasa la pantalla cuando veo ciertas escenas en las películas).

Por si te interesa explorar tu creatividad…

Por si fuera poco, este mes me hice con una oferta de la plataforma de aprendizaje Skillshare. Marketing, blogging, acuarela, comic, diseño, punto, encuadernación,… Tengo fichados estos 1 y 2 de dibujo, este de lettering y este de acuarela, ¿qué te parecen?

Por un dólar tienes acceso a todos los cursos durante 3 meses sin compromiso. Así que si te pica la curiosidad por explorar tu creatividad o desarrollar nuevas habilidades, puedes acceder a la oferta desde aquí mismo.

Y por último, un anuncio:

Voy a retirarme de las redes sociales, durante un tiempo. Estos días de vuelta a la “normalidad” he concluido con urgencia que necesito dejar de dedicar tiempo a lo que no es verdaderamente importante para mí.

Habrá quien piense que no es una buena estrategia de marketing. Pero, siendo sincera, llevo tiempo estudiando este tema y sé cómo puedo mejorar mi visibilidad y todo eso, y sin embargo, sigo sin hacerlo, no me sale de dentro. Me estoy poniendo la zancadilla porque, la verdad verdadera es que, no me inquieta ni me apetece. Siento que me obligo y ya estoy un poco cansada de eso. Así que si el blog llega a menos gente pues llegará a menos gente, aunque creo que llegará a la adecuada. Durante una temporada voy a estar en lo esencial, y mi página y mi cuenta personal de facebook no lo son. Lo mismo que twitter.

Eso sí, en facebook voy a estar en los grupos de Love Tribes y 30 day challenge porque son muy importantes para mí, pero voy a abandonar lo demás.

La única que se va a salvar es Instagram. Además del correo electrónico y la mensajería privada de texto y/o vídeo.

De momento quiero dejar de ser una hipócrita conmigo misma y hacer lo que decía Clay Collins: solo lo que me hace ridículamente feliz.

Puede ser que me equivoque, y que vuelva dentro de dos semanas diciendo “bueno… me lo he tomado un poco a la tremenda”, pero ahora tengo que hacerlo. Me lo debo. Tampoco me voy a esconder a estas alturas, espero que eso lo tengas claro (-:

Como dice Seth Godin en uno de sus libros que más adoro (Everybody is weird):

Mi propuesta de solución es simple: no pierdas tanto tiempo empujando a los niños hacia direcciones que no quieren seguir. En su lugar, descubre en qué rareza destacan y anímalos a seguirla. Y después, quítate de su camino.

Y a ti, ¿te queda algún armario del que salir?

Publicado en Mi Vida Creativa Etiquetado con:
4 Comentarios en “La única verdad que llenará tu vacío
  1. Mª Ángeles dice:

    No creo que te arrepientas, yo en enero me quité del whatsapp y no me arrepiento, tengo mucha menos ansiedad. Ánimo y besos

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Bienvenida Mª Ángeles!

      Pues eso creo que pasará… Si, whatsapp puede ser muy abrumador!
      De momento voy a ver así, después revisaré.

      Muchas gracias por compartir tu experiencia!

      ¡Un abrazo!

  2. Rut dice:

    Me está encantando el reto! Yo tenía el dibujo abandonado…aunque se me daba bien, por trabajo no tenía tiempo y gracias a 20tomake lo retomé y me quité miedos 🙂 Ahora estoy desbocada jajaja
    Un abrazo!

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Bienvenida Rut!

      Me siento igual que tú, parece con que el 28tomake la mente se quedó a un lado sin juzgar y todo empezó a salir a borbotones…
      Va a ser un reto divertido 🙂

      Un abrazo guapa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*