Tu vida en 4 cajas

Llegas a casa después de un día interminable y te encuentras con lo que habías olvidado antes de ayer. Lo habías dejado para “después” confiada en que podrías estirar un poquito más los minutos antes de salir por la puerta a comerte el mundo, una mañana más. Ahí sigue esperándote, y tú, derrotada, no puedes pensar más que en tirarte un ratito en el sofá y olvidarte un poco de todo. #IncondicionalMente #MarieKondo #Lamagiadelorden #Limpiezaepica #Mividaen4cajas #MetodoKonMari #KonMari

Llegas a casa después de un día interminable y te encuentras con lo que habías olvidado antes de ayer. Lo habías dejado para “después” confiada en que podrías estirar un poquito más los minutos antes de salir por la puerta a comerte el mundo, una mañana más.

Ahí sigue esperándote, y tú, derrotada, no puedes pensar más que en tirarte un ratito en el sofá y olvidarte un poco de todo.

Cierras los ojos y sientes como tu cuerpo va pesando cada vez más, se va fundiendo en los cojines de tu cómodo sofá.

Entonces, un murmullo empieza a brotar desde el fondo de tu cabeza. Sabes que en un par de días tu casa entrará en estado leonera y, por lo que sea, últimamente te encuentras más cansada.

Este desorden que sale de la nada no hace más que llenar de ruido tu mente. Es una batalla que hemos asumido como parte de la vida: Orden VS Caos episodio 12.956. Suele ser el mismo repetido hasta el infinito.

¿Cuántas marcas, revistas y programas de TV están centrados en esa ilusión que tenemos por tenerlo todo “como si viviéramos en una revista”? O lo que ahora se llama “la vida Pinterest”. Nos lo prometen todo sin esfuerzo, rápido e indoloro.

Nadie nos enseñó

Orden, nos dice la RAE, es “Colocación de las cosas en el lugar que les corresponde”. De aquí nos quedamos simplemente con colocar, colocar, colocar, sin preguntarnos ¿qué cosas? ¿cuántas cosas? ¿todas las cosas? ¿por qué es ese el lugar que le corresponde?

El orden no son las cajas, estantes y sistemas de organización que utilizas. El orden no es ser de una forma especial, no tienes que ser perfeccionista para ser ordenada. Lo mismo que organizarte no significa controlar y disciplinarte a ti misma sobre las cosas que vas a hacer.

Las claves del orden son la cantidad y el enfoque:

  • La cantidad de cosas que manejas, la cantidad de tareas que te exiges hacer
  • La costumbre que tienes en centrarte en una sola cosa y en disfrutar de lo que tienes delante.

No solo “menos es más”. Tu menos no tiene que ser como el mío, tu menos está determinado por ti, aquí y ahora.

Un libro

La pasada primavera trataba de encontrar una solución a mi caos cuando escribí: ¿Tienes prisa?. Saltando de un lado a otro descubrí el conocidísimo libro de Marie Kondo, La magia del orden. En él detalla una forma alternativa de procesar todo lo que tienes: el Método KonMari.

Llegas a casa después de un día interminable y te encuentras con lo que habías olvidado antes de ayer. Lo habías dejado para “después” confiada en que podrías estirar un poquito más los minutos antes de salir por la puerta a comerte el mundo, una mañana más. Ahí sigue esperándote, y tú, derrotada, no puedes pensar más que en tirarte un ratito en el sofá y olvidarte un poco de todo. #IncondicionalMente #MarieKondo #Lamagiadelorden #Limpiezaepica #Mividaen4cajas

Para simplificar tu vida, recuperar el control de tu casa y de paso, tener un importante efecto terapéutico si te lo tomas en serio. Todos tus objetos se filtran a través de la sencilla y poderosa pregunta: ¿Me produce alegría?

Tras convertirme profundamente a su método elegí fecha, me remangué y empezó el caos. O más bien empezó el fin del caos.

Mi limpieza épica

Épica porque es única, porque es profunda y porque nada va a ser igual después de ella.

Siento que durante mucho tiempo he tenido este algo pendiente. Pasando de una cosa a otra, de un sitio a otro y dejando una caja aquí, una estantería de papeles allí. Tomando decisiones nuevas en un nuevo lugar que terminaban siendo las mismas una y otra vez.

Ese algo pendiente era una falta de revisión de lo que había pasado antes. Miedo a ver algo que no me gustara, a sentirme defraudada por mí misma, por no haber hecho las cosas todo lo “bien” que “debiera”.

Siempre que pienso en algo pendiente veo las cosas recientes, pero han sido las cosas lejanas en el tiempo las que más encapsuladas estaban en mi mente.

Terminas el colegio, el instituto, vas a la universidad,… trabajas aquí o allá, pero uno tras otro estos hitos van encadenados y no te dejan margen para asimilar, para terminar, para transformar. Se quedan como cuartos cerrados en tu mente que van ocupando y ocupando espacio, hasta que tu cabeza parece un trastero.

Llegas a casa después de un día interminable y te encuentras con lo que habías olvidado antes de ayer. Lo habías dejado para “después” confiada en que podrías estirar un poquito más los minutos antes de salir por la puerta a comerte el mundo, una mañana más. Ahí sigue esperándote, y tú, derrotada, no puedes pensar más que en tirarte un ratito en el sofá y olvidarte un poco de todo. #IncondicionalMente #MarieKondo #Lamagiadelorden #Limpiezaepica #Mividaen4cajas

Con cada objeto me he encontrado conmigo, pedazo a pedazo.

Las ideas que tenía en ese momento, lo que me daba miedo, la visión que tenía del mundo, los errores que he cometido, mi necesidad de poseer cosas, las obsesiones, la culpa, el chantaje, las presiones de otros, mis verdaderos intereses, las horas dibujando sin preocuparme de nada…

Me ha sorprendido poder mirarme a esas edades y sentir compasión, cariño y comprensión por el lugar en el que estaba en mi vida. Pero lo que más ilusión me ha hecho ha sido encontrarme a mi niña interior.

Allí en mitad de cajas, papeles, bolsas y libros me encontré con ella y me sentí culpable, más que en toda mi vida. Me sentí como un monstruo por no haberla dejado salir y lloré más de lo que puedo recordar. Me prometí que ya no lo iba a posponer más, compré las acuarelas que tenía en la cabeza durante meses y… empezó otra era.

Como si actualizara el sistema, me he puesto al día con los sacos de experiencias acumuladas ya más de 20 años. Parece nada… pero algunos días no veía el momento de esconderme en algún rincón a esperar que se me pasara la neura de purgar.

No es que haya terminado con todo lo pendiente de mi vida, ni me hace falta, porque creo que eso solo podrá llegar cuando yo desaparezca.

 He aprendido

  • Son los objetos lo que nos posee. O las emociones que depositamos en ellos que nos esclavizan y nunca nos sueltan hasta que conscientemente lo hacemos nosotras
  • Lo que dejas a medias te enseña lo que no quieres, la culpa es un extra innecesario
  • Si no revisas tus decisiones anteriores vas a seguir tropezando en la misma piedra
  • Los regalos son una demostración de cariño, puedes soltarlos cuando no te produzcan alegría porque ya han cumplido su función
  • Todo lo que no se funde contigo tiende a ser exceso, tiende a ser algo que se queda ahí porque lo posees sin más.

Recomiendo* el libro por la calidad de la purga psicológica que revela. Te invito a leerlo con calma, incluso dos veces antes de decidirte a emprender esta gran aventura. Y cuando lo hagas (si lo haces) que sea con respeto, sin prisas y con cariño. Es tu persona la que está depositada en cada una de esas cosas que vas a inspeccionar.

¿En cuantas cajas cabe lo más importante de tu vida?

Primero tendrías que saber qué es lo más importante para ti. Hacer zoom para ver qué esperas de la vida.

Hoy te lo pongo fácil con un ejercicio para enfocarte en lo que de verdad quieres y empezar a reducir lo que te sobra ahora mismo.

Llegas a casa después de un día interminable y te encuentras con lo que habías olvidado antes de ayer. Lo habías dejado para “después” confiada en que podrías estirar un poquito más los minutos antes de salir por la puerta a comerte el mundo, una mañana más. Ahí sigue esperándote, y tú, derrotada, no puedes pensar más que en tirarte un ratito en el sofá y olvidarte un poco de todo. #IncondicionalMente #MarieKondo #Lamagiadelorden #Limpiezaepica #Mividaen4cajas

Descárgatelo haciendo clic aquí.

Y tu…

¿Has hecho alguna limpieza así? ¿Te atreverías?

Si no quieres que se te escape ninguna publicación apúntate al Correo Incondicional aquí.

* Lo he comprado, en inglés. No recibo nada con este artículo. Mis opiniones son personales.
Publicado en Free, Inspiracion Etiquetado con:
8 Comentarios en “Tu vida en 4 cajas
  1. Yo no tengo problemas con eso Ame.

    Mi limpieza interior comenzó hace cuatro años y, aunque continúa todavía hoy, es mucho lo que he avanzado. Yo como tú, lloré mucho en su día, ahora río casi todo el tiempo.

    En cuanto a la otra limpieza, la de las cosas, la practico por lo menos una vez al mes, yo no guardo nada, no acumulo cosas. Digamos que las cosas materiales me interesan muy poco. Además siempre he pensado que cuando tiro cosas y ordeno mi casa, me renuevo también yo.

    Hay que practicar el desapego…

    Besos guapa.

    • Ame dice:

      ¡Bien por ti Mónica!

      Estoy de acuerdo, el desapego beneficia. Pero creo que tienes que elegir practicarlo tú, encontrarle el significado en tu vida.

      Seguiremos riendo en 2016, más ligeras y sin lastres…
      Un beso

  2. Me ha encantado tu artículo, Ame.

    Me ha tenido reflexionando desde que lo leí ayer por la tarde. Todo ese concepto del niño interior que todos llevamos dentro, que hace tiempo enterramos sin miramientos.

    Ese niño que dejó de ser feliz por el mero hecho de existir y explorar, y disfrutar el mundo que le rodeaba, y pasó a encerrarse en falsas alegrías de formas materiales y/o sociales. Y sobre él se acumularon cajas y trastos que no aportaban nada, hasta que un mal día acabé por olvidarlo y dejar de sentirlo parte intrínseca de mí.

    Pero… ¿Y si aquél niño se quitara toda esa basura de encima y renaciera al mundo de los adultos? ¿Y si nos libráramos de todo lo superfluo e inútil que nos han hecho creer que es lo que realmente importa, y nos centráramos en las cosas que hacen felices a los niños?

    Me ha recordado a una cosa que leí una vez sobre que tal vez deberíamos enfrentar el mundo como lo hacen los niños: como una gran aventura de descubrimiento donde se es feliz con el mero hecho de compartir vivencias con otros y por explorar sin miedo todo un universo de posibilidades infinitas.

    Un abrazo, que tengas un día genial 🙂
    Eduardo

    • Ame dice:

      ¡Bravo Eduardo! Ese niño merece salir a jugar y a explorar sin policías alrededor 🙂

      como una gran aventura de descubrimiento donde se es feliz con el mero hecho de compartir vivencias con otros y por explorar sin miedo todo un universo de posibilidades infinitas

      Suena realmente tentador, ¿no?

      Gracias por venir a leer, y ¡por volver para escribir!. Me encanta saber que hay más gente en el mismo camino. Así que ánimo, conecta con él y déjate sorprender… quién sabe qué regalo te espera…

      ¡Un abrazo!

  3. Desirée dice:

    La verdad que no conozco el método más que de nombre y algunas cosas por encima. Pero yo soy una loca del orden y de las limpiezas profundas cada cierto tiempo.
    Ahora estoy metida en una y la verdad que no dejo rincón de la casa por ver.
    De todas formas le echaré un vistazo al libro, seguro que me resulta muy interesante 🙂

    • Ame dice:

      ¡Hola Desirée!
      Supongo que depende del uso que des a esa limpieza profunda. Si te sirve para aclararte, para desestresarte o para lo que sea y te la quitas la echarás de menos 🙂 Antes solía hacer limpiezas así, puedo decir que hasta las disfrutaba, pero ya no… El tener toda mi ropa en el armario (pequeño y compartido) sin tener que cambiar cuando cambia la estación es un mundo para mí. O el tener las cosas justas, en lugar de guardarlo todo, acumularlo todo, tener cajones llenos de por-si-acasos… hace que sepa siempre lo que hay y lo que no. Aún estoy tomando decisiones sobre dónde va cada cosa.
      Si lo lees me cuentas qué te parece.
      Un abrazo!

  4. Des dice:

    Me ha gustado mucho leerte. Yo me he dado permiso para hacer lo que realmente quiero siempre que puedo. Desde entonces vivo mucho mas feliz, pero mi casa es un caos!Voy a hacer el ejercicio de las cajas y a ver si mejora la cosa! Muchas gracias por compartir tus experiencias y el conocimiento que has adquirido con ellas.

    • Ame dice:

      ¡Bienvenida Des!

      Ese permiso que nadie más que nosotras podemos darnos, ¡qué grande!
      A ver qué descubres visualizando tu día ideal. ¡Mucha suerte y ánimo!
      Gracias por venir. Un abrazo

1 Pings/Trackbacks para "Tu vida en 4 cajas"
  1. […] “La magia del orden” y me desprendí de un montón de cosas, entre ellas 120 libros. Ame, del blog Incondicionalmente, fue más allá, su post me animó a conseguir el libro. No sé cómo lo hice, pensaba que los libros eran algo de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*