Microrrelato: Refugio

REFUGIO.

Que todo lo bueno vaya a buscar refugio en ti (10).

Existe un lugar donde te hablan sin voz. Es un lugar íntimo, único y estable dónde estás a salvo del frio en las manos, de tus rutinas diarias que te erosionan y donde se aflojan los lazos de tu conciencia y de tus deberes.

Tu refugio es un mundo hecho a tu medida; no precisas de brújulas y mapas para buscarlo, sólo necesitas HACERTE PRESENTE para encontrarlo. En ese lugar se reinterpreta tu realidad y estás más cerca de tus sueños y tus anhelos.

No es un lugar para ESCONDERSE, es un lugar para buscar REFUGIO en esos días que amanecen grises con clara tendencia al negro, para cuando buscamos salvaciones imposibles de nuestras vidas inducidas, o cuando creemos vivir en una Torre de Babel que no entendemos.

Tu refugio no es un sitio físico. En un lugar fuera del TODO y lejos del SIEMPRE, que a veces tanto nos confunde.

Mientras tu vida se desgasta y se renueva a diario, tu refugio permanecerá inalterable y fuera del mundo. No acudas en busca de respuestas, porque no las hay. Acude en busca de paz y de consuelo; es un espacio de luz.

Cada cual tiene el suyo; hay quien encuentra refugio en una oración, otros lo encuentran en la familia, en los libros, en la música, en el arte o en el deporte, y hay quien se sabe a salvo con sólo mirar unos ojos limpios  que te dicen sin palabras, tranquil@, todo está bien, yo estoy aquí.

Hay refugios que sólo duran un instante; son justo ese momento  en que recuerdas a un amig@ que está lejos, cuando recibes un beso sin pedirlo, o en esa canción que suena en momento preciso, y te hace volar. También hay también refugios construidos entre dos, donde acuden juntos, a un mundo aparte.

…. Recuerda, tú también puedes ser el refugio de alguien.

Nota aclaratoria. La frase 10 de éste mes no es mía. Se la he cogido prestada a una persona muy especial para mí que me la envío el día de mi cumpleaños. Justo es decirlo y aclararlo. Por ésta frase y por otras muchas…. grazie mille, moltes gracies, mil gracias, tranks a lot.

La imagen es de Makunin.

Publicado en Microrrelatos
4 Comentarios en “Microrrelato: Refugio
  1. Carmen dice:

    Qué bonito!! Me has hecho pensar cuál es el mío y quizás algún dia lo encuentre!!sigue así…. te lo había dicho me encanta como escribes!!

  2. Jordi dice:

    Siempre llegas donde mi consciencia y mi cobardía no saben llegar.
    Gracias por saber que en algún lugar, podré encontrar mi refugio y liberar mi alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*