¿Y si cada obstáculo es La Oportunidad que nunca llega?

Todos tenemos sueños, fantasías e ideas locas. O quizás no sean tan locas y aún no lo sabemos. #reto #miedo #superacion #afrontar #obstaculo #meta #sueños #retarelreto #incondicionalmente

Todos tenemos sueños, fantasías e ideas locas. O quizás no sean tan locas y aún no lo sabemos.

Pero… ¿qué nos impide acercarnos a ellos?

A mitad de enero empecé a notar falta de energía, a bloquearme, a enfadarme conmigo por nada. Estaba rara y y sin embargo era una sensación demasiado familiar.

Desde comienzos de año había ido rellenando todas las listas habidas y por haber, y aunque las dejaba ahí sin preocuparme más, la culpa por no hacerlo todo empezaba a pesar y ya se estaba rajando el saco de la paciencia. Era un rollo “sin presiones, ¿eh?” peeero ¡qué fina es la piel del propio pasotismo!.

Me dí cuenta una vez más de que dejo para el final lo que más me gusta. Lo hago desde pequeña. Parece que tenga que demostrar al mundo que soy algo fuera de serie para poder “premiarme” con una horita escasa para dibujar lo que me salga, por ejemplo.

#boredwatercolors @creativelive #28tomake #acuarelasaburriendose

Hablaba de algo parecido en La indisciplina del amor propio hace nada.

Si no me esfuerzo por conseguir las cosas, si no me sacrifico en un ayuno terrible de alegrías seré una vaga, una irresponsable, caeré en desgracia. Seré una yonki de las cosas buenas.

¿No suena completamente ridículo?

¿No ha cambiado el mundo lo suficiente como para poder romper este bucle del infierno?

Pues parece que no, porque aquí lo llevo durante demasiado tiempo… Las cosas que más ansío son las que apenas hago una o dos veces al año, ¡AL AÑO!

Y esto me lleva a ser muy poco eficiente, porque me desgasto mucho y termino pinchando antes o después. Es como vivir en un castigo. A la mínima me quedo sin postre y mientras las pruebas y tareas van colándose para rellenar el medio de la lista, de donde nunca paso.

Romper el bucle mental

Pensé:

“Esto se termina aquí. Me voy a demostrar que esta es la razón por la que me siento así cada dos por tres.”

¿Cómo? Pues poniendo primero lo que me gusta, empezando por el postre.

Reto para el mes de febrero: Poner primero lo que me encanta.

Elegí que fuera algo creativo, artístico y a poder ser relacionado con el dibujo. Sin pasos previos, sin sacrificios, sin excusas.

Recordé que, precisamente en febrero, la plataforma de educación alternativa CreativeLive iba a hacer gratuitamente un reto de 28 días para despertar y trabajar tu creatividad durante unos 20 minutos al día con diferentes actividades. Pensé, ¿por qué no? Y si no me ayuda con mi propio reto de este mes pues lo dejo como esté. No se trata de demostrarle nada a nadie más que a mí. (Si te interesa el reto puedes unirte cuando quieras, es gratis y está abierto para siempre).

Hoy termina el reto y este ha sido el resumen de mi mes en Instagram:

¿Qué ha pasado este mes?

Este mes para mí ha sido como abrir y ventilar toda la casa. Todos los días ha despertado en mí las ganas de hacer infinidad de cosas. No era en plan locura de la mente que te estira en todas direcciones rellenando hasta el último segundo. Sino una alegría interminable de crear, de experimentar y de no pensar en el resultado sino vivir en la experiencia.

“¿Cómo sería dibujar esto? ¿Cómo me sentiría?”

Y a ello iba.

De primeras mi mente decía: “No puedes, no sabes, no tienes habilidad”. Y curiosamente dejaba ir ese pensamiento y empezaba a hacer el dibujo como si no tuviera nada que ver conmigo. Estaba expectante y me encontraba una sorpresa detrás de otra.

@amemicas #28tomake #day2 #houseplant #planta

Siempre he tenido la duda y el temor de no tener lo que hay que tener para dibujar, ilustrar, crear algo con lápiz y papel. Por eso, las pocas veces que he dibujado he hecho lo posible por no borrar ni cambiar nada cuando algo me gustaba. Estaba segura de que había sido algo fortuito y que si lo borraba estaba borrando la única oportunidad que tenía de hacer algo decente. ¿Hasta qué punto puedes estirar un bloqueo como este? Nunca llegas a ninguna parte.

Pero este reto ha descorchado algo en mí, me he sorprendido y lo más importante, me ha hecho inmensamente feliz. De dentro a fuera. Aunque no lo he cumplido a rajatabla, los días que lo he hecho (la mayoría) me he sentido más viva que nunca.

Puede parecer sencillo poner primero lo que te gusta durante un mes, pero te aseguro que la culpa me ha perseguido y he tenido mis días terriblemente grises. La liberación que he sentido ha sido tan grande que de verdad ha merecido la pena.

Todo lo demás ha ido encontrando su propio peso, he ido reduciendo mi tiempo en las redes sociales (sobretodo hacia el final), he ido limitando el tiempo que me lleva escribir un post (antes se lo comía todo porque lo ponía delante de muchas cosas), etc. Es como que todo está tomando la importancia, el peso, la energía y el tiempo que le corresponden.

Y con la purga que hice la semana pasada en el recopilatorio Cómo crear tiempo, parece que todo está más equilibrado. Aunque ya sabes, esto más que un camino hacia adelante es una oscilación que te exige flexibilidad, comprensión y confianza en ti misma.

 

#28tomake @creativelive #incondicionalmente #selfie #blindcontourportrait #retrato ciego #day10

El reto de los retos

He terminado de decidirme a hacer esta prueba/reto/rotura de creencias como algo habitual en mi vida. Cada mes quiero dedicarme a detectar una idea falsa, una idea rígida, un miedo, un hábito negativo, una creencia sobre mi propia capacidad y probar su existencia. Pero no voy a ir al azar, voy a ir escogiendo lo que más me bloquea en mi visión hacia adelante.

Así, de primeras, pienso que debe responder a varias de estas preguntas:

¿Qué me frena siempre que nunca consigo verle la cara?

¿Cuál es la causa de todas mis excusas? ¿De qué me estoy protegiendo?

¿Es necesario superarlo para continuar con mis planes de “conquistar el mundo”? (-;

Y tú:

¿Te atreverías a retar un miedo, un hábito negativo o una creencia limitante…. día a día durante un mes?

Publicado en Mi Vida Creativa Etiquetado con:
8 Comentarios en “¿Y si cada obstáculo es La Oportunidad que nunca llega?
  1. Karina dice:

    Mejor dicho imposible! Tenés toda la razón, la manera tan loca de sabotearnos nosotras mismas es tan obvia que al final nos sentimos desgastadas y cansadas con sólo Pensar. Por lo menos es lo que a Mi, en ocasiones, me sucede.
    Pero de todo lo vivido, siempre se Aprende! y es totalmente cierto que al darnos cuenta de lo que nos detiene, muchas veces, les damos excusas en lugar de verle cara a cara y debemos hacernos las preguntas necesarias para salir de ese murito.

    Porque quizá en un mes o pocos días podemos darnos cuenta del valor que tiene lo que Amamos si así como vos hiciste, lo ponemos de Primer Lugar!

    Me encantó tu post de hoy, así como los anteriores.
    Saludos y Muchísimas Gracias por compartir!

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Bienvenida Karina!

      Exactamente, arrastramos pequeñas y grandes cosas dias, semanas, meses y años y muchas veces, rompernos los esquemas supone hacernos una pregunta sencilla y atrevernos a ser vulnerables y contestarnos con sinceridad. Una vez que lo sabes, retarte un mes es darte permiso para explorar cómo puedes cambiar eso que te estorba y que no sabes como quitarte.

      Muchas gracias a ti por venir y reflexionarlo!

      ¡Un abrazo grande! 🙂

  2. Lou dice:

    He seguido tu reto en instagram y desde el primer momento se podía entrever que estabas retándote bien, que no era un entretenimiento cualquiera, me alegra mucho que lo compartieses y que no te lo guardases en una libreta en el montón de proyectos por terminar.
    Me dejas con ganas de saber qué te apetece desafiar el mes que viene, si se te ocurre o encuentras algo rechulero avisa que me apunto contigo!
    Un abrazo ♥
    Lou

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Hola Lou!

      Gracias por esos ánimos, la verdad es que lo he disfrutado mucho. Creo que voy a continuarlo pero quizás haciendo una de las tareas durante una semana y así. El reto siguie abierto y si estás suscrito cada lunes enviarán algo nuevo para seguir motivándote y retándote a explorar. Estuve mirando retos y los hay muy interesantes en Instagram, pero sé que me harán perder el norte y de momento me voy a mantener en este impulso que he cogido. Además me ha sorprendido la comunidad que se ha formado.

      Estos días he reflexionado un poco y me he dado cuenta de que me meto mucha prisa con todo así que he decidido practicar la paciencia conmigo. Mi mantra va a ser “tengo tiempo para mí”. Es un reto aparentemente flojo pero es una verdadera roca en mi camino. Por ejemplo: me llevé el trabajico de hacer cada tarea, algunas veces la terminé dos días despues o una semana despues y sin embargo, una vez terminado no tuve la paciencia de decir: ahora es de noche, mejor hago la foto mañana para subirla. No. La emoción y mi prisa me hacían hacer la foto, editarla oscura por no pensar mucho y subirla tal cual. No me importa que estén así las fotos subidas, porque me enseñan esto por ejemplo y me recuerdan que yo no quiero ser perfeccionista. Pero si quiero tratar mis cosas con un poco más de cariño y menos prisa.

      No me lio más!
      Anímate a hacer el reto que más te toque a ti, que más te ayude a avanzar y podemos animarnos juntas siempre 🙂

      ¡Un abrazo enorme!

  3. Carolina dice:

    Tienes toda la razón!!! La mayoría de las veces, dejo lo bueno para el final y no sé porqué. Durante un mes voy anteponer lo mejor para el principio!!!
    Me encanta lo bien que lo expresas y lo claro que queda.

    Muuuchas gracias

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Muchas gracias Carol!

      Claro que sí, mereces darte lo bueno al principio y así dar lo mejor de ti el resto del día sin rehenes ni castigos 🙂

      ¡Un besazo!

  4. Nazaret dice:

    Hola Ame. A veces nos exigimos tanto que ni siquiera nos percatamos del mal que nos hace. Darte cuenta de lo rara que estabas es bueno porque te llevó a prestarte atención y a hacer algo al respecto. Creo que el objetivo lo has conseguido y, además, has descubierto otra parte de ti. Felicitaciones.

    Respecto a tu pregunta, yo no tuve el detalle de prestarme atención. Así que me choqué con una pared enorme y bien dura. Lo pasé muy mal durante un tiempo que se me hizo eterno al principio. Pero por fortuna tuve la claridad de pararme a entender porqué me pasaba lo que estaba sintiendo. Yo me presté atención más por obligación que por amor propio. Pero al final fue más por volver a quererme. Y para mí ha sido como volver a nacer.

    Darme tiempo para mí, para hacer esas cosas que me hacen feliz como tú comentas es lo que me ha impulsado a hacer cosas que antes de esta experiencia pensé que serían imposibles. Que no tenía conocimientos o habilidades suficientes, que no iba a saber enfocar nada o que lo que hiciera no tendría valor. Sin embargo comprendí que esos pensamientos derivaban de mi autocastigo y exigencia. Una vez me dediqué tiempo, sin culpas, aprendí que para poder hacer bien esas “cosas más importantes” era necesario premiarme primero. Porque me hace feliz y estando feliz las obligaciones dejan de serlo.

    Actualmente me enfrento a ese miedo a diario pero ya no lo veo como contrincante, nos hemos hechos amigos. Amigos que se respetan, se dejan su espacio y saben que uno no puede existir sin el otro.

    Un abrazo y gracias por tus reflexiones, siempre me hacen pensar.

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Bienvenida Nazaret!

      ¡Y enhorabuena! Me ha encantado leerte y me identifico muchísimo con lo que has vivido. Con sinceridad, para poder ponerme a hacer este reto y como tu dices “tener el detalle de prestarme atención” tuve primero que pasar por muchos golpes, bloqueos, y repetición en bucle de la misma situación hasta el aburrimiento. Y seguramente me volverá a pasar, de otra forma y a otro nivel quizás, pero seguro que caeré en lo viejo más de una vez. Antes eso me atormentaba, ahora sé que No pasa nada.

      “Porque me hace feliz y estando feliz las obligaciones dejan de serlo” ¡Qué bonito! Yo creo que esto que dices es quererte a ti misma, así que pienso que estás consiguiendo lo que te propones y aunque sea lento quizás, es más sólido y real que cualquier fórmula mágica que vendan por ahí.

      Muchas gracias por compartir tu camino, y esa nueva amistad con tus miedos llena de sabiduría.

      !Un abrazo fuerte! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*