Ser diferente, no mejor (tiene premio)

"Tienes que reforzar tus puntos débiles" Nunca ha sido suficiente, porque no puedes ser buena en todo y sin embargo esos mensajes calan dentro y se funden con tus huesos. Tu mente los hace suyos, nuestros. Nos los repite incansable. #incondicionalmente #diferente #fascinacion #creatividad #personalidad #comoteven

“Tienes que solucionar tus defectos”

“Tienes que reforzar tus puntos débiles”

Nunca ha sido suficiente, porque no puedes ser buena en todo y sin embargo esos mensajes calan dentro y se funden con tus huesos.

Tu mente los hace suyos, nuestros. Nos los repite incansable.

No nos odia, no.

Quiere lo mejor para nosotras (esa también se la sabe bien). Esa mente de verdad nos quiere y si queremos paz necesitamos también comprenderla, aceptarla con su insistencia y sus ideas locas (que muchas veces seguimos a pies juntillas sin pensar de dónde viene esa idea, si será verdad…).

“Tienes que solucionar tus defectos” me vuelve a decir.

 

Pero, algo se me dará bien, ¿no?

 

Eso da igual, para poder dedicarte a lo que se te da bien primero tienes que mejorar la base, aplicar un poco de corrector aquí y mucho allí,… Casi vamos a necesitar cirugía, pero de momento una buena máscara que tape esos surcos que se ven en tu persona, que te hacen sobresalir sobre la masa y te hacen objeto de miradas. Eduardo Manostijeras en plena sesión de Avón llama a tu puerta…

 

¿Porqué me miran?

 

Pues simplemente porque a ellos les están haciendo lo mismo y ya fundidos con su mente y sus mensajes creen que son uno y que no se puede salir de esa homogeneidad así porque sí.

 

¿Tiene que ser así para siempre?

 

Un día todo se rompe.

Un día, si tienes suerte, todo se tambalea.

Duele mucho, te llevas muchos golpes por tu torpeza en no ser homogénea y la torpeza de los demás por no aceptar que tú no seas tu máscara, la misma que todos llevamos encima.

Pero duele más por dentro, duele porque has estado durmiendo tu interior para dejar de sentir la tragedia que cubres con tu piel. La tragedia de ser diferente a lo que se esperaba. Da igual si eras radicalmente diferente o diferente solo en algunas cosas.

La tolerancia desde la rigidez no es tolerancia, es enfado. Enfado porque tú nos has engañado haciéndote pasar por uno de nosotros cuando no eres más que alguien mágico y sorprendente.

El secreto mejor guardado por esta sociedad mezquina, por la política y por la publicidad es que todos somos seres mágicos, llenos de luz y de color, extremadamente particulares si nos cultivamos en nosotros mismos, si seguimos nuestras inquietudes.

Cuando rompes con la máscara, o se te rompe y empiezas a desparramarte por las grietas sin control, es cuando empiezas a buscar respuestas de verdad.

 

Pero… ¿qué es una respuesta de verdad?

 

¿Qué institución, qué líder, qué gurú me va a decir qué es verdad y qué no lo es?

Esta duda implacable por temor a la incertidumbre te lleva de nuevo al redil. O al menos a otro redil, que suena a cosas nuevas porque ya no eres como los de antes, aquel grupo del perfecto centro de la campana de gauss.

Pero no me engañas, estas ahí porque es familiar, porque reconoces el procedimiento de plantearte las cosas muy por encima y dejar que el jefe o el gurú de turno te diga sí o no.

 

¡Que alguien me dirija por favor!

¡Que alguien me salve de estrellar la nave!

 

Si vuelves a tener suerte, la nave se estrella.

Y duele, y te sientes frustrada, engañada, rota, agotada.

Pero sigues viva, estás viva, tienes oportunidades aunque sigas sin verlas.

Y algo dentro de ti, como una voz lejana, te susurra y te dice que no necesitas nada de fuera, que lo llevas todo por dentro. El universo incluso…

Cuando ya no te queda nada, cuando la desesperación te abraza pesadamente, es cuando te rindes a la idea de que quizás sí haya algo dentro de ti que merece la pena ser escuchado.

Algo que se ha ganado ese derecho después de años, que parecían siglos, siendo ignorado por convencimiento de que era maligno, ignorante o ridículo.

 

Y entonces la ves a ella, la de la paciencia infinita, la del corazón enorme, la de los ojos grandes de los que brotan las lágrimas como cascadas silenciosas.

Ella estaba deseando que os vierais frente a frente, ella es el amor de tu vida.

Ella no es nadie más que tú misma.

En ese momento sientes culpa, una pena imposible de curar, un dolor que abarca todo tu cuerpo.

Y quieres pedir perdón pero no te salen las palabras.

Te quedas paralizada, porque esa disculpa es tan grande y pesada que no cabe por tu boca.

 

Pero ella te abraza y te dice sin palabras que no hay nada que perdonar, que todo, todo, todo ha merecido la pena porque al final os habéis encontrado.

Al final os habéis visto, os habéis mirado a los ojos con las pupilas dilatadas. Sin filtros ni adornos.

 

Y aquí precisamente empieza el gran romance de tu vida.

El tuyo contigo.

Conocerte poco a poco, escucharte, sentirte, mirarte a los ojos cuando te encuentras en el espejo, saber que estás ahí cuando el mundo parece imposible, saber que estás segura porque estás contigo.

 

Ser diferente, no mejor

 

No sé en qué parte de tu camino estás, no sé si te has podido sentir identificada con algo de lo que acabas de leer, pero me gustaría empujarte un poco para ver si estás preparada para ser más tú, para quitarte la máscara, para ser imperfecta y real.

Los últimos años he ido investigando y probándome ideas y teorías. Me he ido quedando con lo que era para mí y he dejado ir lo que no lo era (con algunos tropiezos).

El año pasado hablaba aquí de las inteligencias múltiples, de cómo se nos dan mejor unas cosas que otras y trataba de transmitir la idea de que la manera de evolucionar, florecer, desarrollarte, transformarte (o como prefieras), es apoyándote en tus fortalezas. En todo aquello que descubras en el mundo que es para ti, porque sientes que habla tu idioma, porque te hace vibrar, porque te inquieta y te mueve a saber más, a entender más.

 

100% tú es mucho más que 100% perfecta

 

Hace unos meses descubrí una propuesta muy interesante sobre la forma en que somos más fascinantes para otros. El Sistema de la Fascinación.

Existen tests que nos dan información de cómo vemos el mundo, como Myers-Briggs. Pero esta investigación sobre la fascinación une marketing con personalidad, resultando en un test que nos dice cómo nos ve el mundo a nosotras.

Encontraron 7 ventajas de la fascinación, que se expresan en 7 lenguajes de los cuales cada persona destaca en dos. Estos representan tu capacidad para conectar con otros a un nivel más inspirador y poderoso.

 

How to Fascinate | Sally Hogshead

By Sally Hogshead ©2015 Fascinate, Inc.

¿Qué adora la gente de ti?

Innovación: Lenguaje de la Creatividad (Sorprendes a la gente con nuevas ideas)

Pasión: Lenguaje de las Relaciones (Recuerdas a los demás cómo participar)

Poder: Lenguaje de la Seguridad en uno mismo (Tu fuerza les da seguridad)

Prestigio: Lenguaje de la Excelencia (Les enseñas cómo de grandes pueden llegar a ser)

Confianza: Lenguaje de la Estabilidad (Reconfortas con tradición familiar y calidez)

Místico: Lenguaje de la Escucha (Escuchas y les ayudas a resolver sus problemas)

Alerta: Lenguaje de los Detalles (Cuidas de ellos y los proteges)

 

La combinación de una ventaja primaria y una secundaria da lugar a 49 arquetipos de personalidad que puedes ver en esta matriz chulísima que podría mirar durante horas.

Si de algo va esta vida es de conexión, a múltiples niveles y con múltiples significados. La conexión y la humanidad van de la mano. Y cada una de nosotras lo hace de forma diferente, esa es nuestra ventaja, nuestra forma de excelencia.

 

 

Un regalito

 

En la página de facebook compartí hace poco 100 códigos gratuitos que generosamente me ofreció Sally Hogshead, autora del sistema, como parte de su Proyecto Fascinación. Daban acceso a una prueba parcial que descubre tus dos lenguajes y lo que representan a nivel básico. (Si aún no lo has hecho, más abajo tengo una sorpresita para ti).

Hace tiempo hice la versión completa* del test, que te da un informe más detallado, con tus resultados en cada lenguaje, con el arquetipo que representan y qué lenguaje es tu obstáculo a evitar.

Me salió The Provocateur = Innovación (Creatividad) + Mística (Escucha) y como lenguaje dormido Poder (Seguridad). Dio en el blanco completamente. Me dí cuenta de porqué nunca me ha funcionado decirle a nadie lo que tiene que hacer, o ser dominante. Me alivió porque, sinceramente, odio hacerlo.

Quiero compartir contigo esta oportunidad, ya que han extendido la promoción otro mes más con otros 100 códigos para el test parcial**. No puedo saber cuántos me quedan en total pero sí que termina el 29 de febrero. Así que no te lo pienses mucho y adelante…

Haz clic aquí y usa este código “JOY-INCONDICIONAL” para descubrir qué nos encanta de ti.En la página, dale a TRANSLATE (esquina superior derecha) si quieres hacerlo en español u otro idioma. El código caduca el 29 de febrero.

Cuando tengas tus resultados, date un poco de tiempo para ver si realmente “te ves” reflejada en ellos. Observa de qué manera utilizas esos lenguajes, o si crees que estás utilizando más otros por aprendizajes o presiones culturales o creencias acerca de cómo debes actuar y que posiblemente no te beneficien. O si tienes esa idea de que necesitas ser buena en todos.

Además, sabiendo cuáles son tus fortalezas puedes apoyarte en las de otras personas que tengan las que te complementan, para formar equipo.

Si no te cuadra no lo uses, ya sabes que apoyo tus decisiones porque son tuyas.

*Yo no compré el test, sino que lo hice a través del enlace que lleva incluido el libro “How the world sees you” de Sally Hogshead, donde se explica todo el sistema. Es la opción más económica para tener el informe completo (15 euros frente a los 37 dolares que cuesta en la web).
**El test parcial para el que tienes el código gratuito, en la web se llama Express y tiene un valor de 10 dólares.

 

 

Y tú…

¿Te animas a ser más tú?

Publicado en Free Etiquetado con:
6 Comentarios en “Ser diferente, no mejor (tiene premio)
  1. Sandra dice:

    ¡Hola Ame!

    Hace poquito que te descubrí y me suscribí a tu blog.
    Quería darte las gracias por el post de hoy porque me ha llegado como “caído del cielo”.

    Estoy realizando un trabajo personal muy intenso para aceptar y querer mi vulnerabilidad. Mostrar mi autenticidad al 100%.

    Tu post, entre otras cosas, me ha hecho reflexionar de nuevo en lo importante que es sentir esa conexión entre las personas. La misma que siento al leer tus palabras.

    Gracias por la oportunidad que nos ofreces de conocernos un poquito mejor a través de este test, me ha sido de gran utilidad.

    ¡Un abrazo!

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Bienvenida Sandra!

      Cómo me alegro de compartir camino contigo. Hasta que no te rompes en algún momento nunca llegas a experimentar la vulnerabilidad como algo positivo y poderoso y veo que tú estás siendo muy valiente, porque como tú dices es intenso, muy intenso, pero es donde está toda la verdad.

      Te deseo muchas sorpresas en ese trabajo personal, me encanta encontrarme con personas que están también poniéndose delante del espejo.
      Gracias por venir y por suscribirte, y también por tus palabras (-:

      Un abrazo grande!

  2. Des dice:

    Este post me ha llegado muy adentro…ayer comence un libro que ha abierto una herida bien profunda. El dolor y la desesperacion al darme cuenta de lo mucho que me he alejado de mi misma han sido calmados con tus palabras. Gracias por inspirarme y animarme!

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Muchas gracias Des!

      Te leo y me veo a mí misma la verdad. Muchas veces me he tenido que dar de bruces contra mis propios muros y más que vendrán, pero merece tanto la pena. Ser vulnerable, incluso (o sobretodo) contigo misma, duele tanto y sin embargo te llena tanto de fuerza y te da tanto impulso… Sé que no puedo quitarte el dolor (tampoco es mi derecho hacerlo) pero te diré lo que echo en falta en esos momentos:
      No estás sola, siempre que lo necesites tienes a alguien aquí para escucharte.

      Un abrazo grande

  3. Lou dice:

    A menudo pienso que sin los tortazos no hubiera llegado a donde estoy hoy… de algún modo se pierde el miedo a pegársela, se ve de otro modo cuando estás en el pozo, más como una oportunidad de descubrimiento que como un drama.
    Duele igual, de eso no hay duda, pero se reconoce la necesidad de pasar por esa fase, no se evita ni se buscan culpables.
    Hice el test cuando lo compartiste en facebook me salió prestigio como la primera y poder como la segunda. No me vi muy retratada, pero no es como yo me veo si no como me ven los demás, así que eso será… no sé. jajaja
    Gracias por compartir ♥
    Lou

    • Amelia Mirón dice:

      ¡Hola Lou!

      Me lees la mente, la verdad es que cuando vives para evitar los tortazos hasta crees que estás librándote de algo, te sientes superviviente. Pero cuando te llevas uno y después otro, por fin te das cuenta de que los necesitas, que lo que estabas haciendo antes era ir de puntillas y bordeando tu vida. Como tú dices, se ven “más como una oportunidad de descubrimiento que como un drama”.

      Conozco a gente que ha hecho el test varias veces porque no le cuadraba. Aunque sea cómo te ven otros, creo, o al menos así ha sido mi experiencia, que tiene que ser definitivamente algo tuyo, que lo sientas como tal.

      Yo al principio el nombre de mi arquetipo El provocador, pues como que no lo veía. Pero leí más sobre él y porqué tenía ese nombre (creatividad + escucha) y la verdad es que sí me cuadra mucho. Y ya cuando me bajé del burro y asumí que lo del poder no era lo mío (aunque en esta sociedad hay una presión por la extroversión, el macho alfa y todas estas cosas) pues de verdad que sentí alivio. Sobretodo porque vi que muchas cosas ya las hacía, así que dejé de hacer las demás (o eso intento).

      Gracias a ti por esa cabecica abierta y curiosa que tienes 🙂
      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*