Porque la musica transmite emociones

Expresarse a través de la música

ResumenLa música representa una forma de lenguaje no verbal que no encuentra límites a través del tiempo, el espacio y las culturas. Desde la antigüedad, filósofos, científicos, magos y sacerdotisas han investigado y explotado el poder curativo de la música sobre el alma y el cuerpo humanos. La música puede actuar tanto a nivel psicológico, evocando estados emocionales específicos, como a nivel corporal, induciendo cambios fisiológicos en diferentes sistemas del cuerpo humano.La primera parte del presente capítulo se ha centrado en las emociones evocadas por la música y proporciona un análisis de las modificaciones inducidas por la experiencia musical en los sistemas nervioso neural, endocrinológico y autónomo. En la segunda sección, hemos intentado explicar por qué, incluso en los tiempos modernos, la música puede considerarse una verdadera herramienta terapéutica para varios trastornos neuropsiquiátricos y enfermedades cardiovasculares. Se ha presentado un resumen detallado de la bibliografía más reciente sobre el tema.Palabras clave

¿Cómo influye la música en las emociones?

La música activa afecta positivamente a los neurotransmisores, como la dopamina y la serotonina, que influyen en el estado de ánimo. La dopamina influye en la atención, la concentración, la memoria, el sueño, el estado de ánimo y la motivación. Del mismo modo, la serotonina influye en el estado de ánimo, los patrones de sueño, la ansiedad y el dolor.

¿Por qué la música expresa emociones?

Cuando hacemos música, salimos del ámbito del condicionamiento social y el pensamiento consciente. En su lugar, estamos en contacto directo con nuestras emociones. Cuando nos dedicamos a la creatividad, como cuando hacemos música, estamos presentes en el momento. Esta presencia nos permite entrar en contacto con nuestras emociones y expresarlas.

¿Puede la música transmitir emociones?

La música tiene la capacidad de evocar en los oyentes poderosas respuestas emocionales, como escalofríos y emociones. Las emociones positivas dominan las experiencias musicales. La música placentera puede provocar la liberación de neurotransmisores asociados a la recompensa, como la dopamina. Escuchar música es una forma fácil de alterar el estado de ánimo o aliviar el estrés.

  Nervios en la garganta síntomas

Música y emoción

La investigación sobre música y emoción trata de comprender la relación psicológica entre el afecto humano y la música. Este campo, una rama de la psicología musical, abarca numerosas áreas de estudio, como la naturaleza de las reacciones emocionales ante la música, cómo las características del oyente pueden determinar qué emociones se sienten y qué componentes de una composición o interpretación musical pueden provocar determinadas reacciones. La investigación se basa en áreas como la filosofía, la musicología, la musicoterapia, la teoría musical y la estética, así como en los actos de composición musical y de interpretación musical como un concierto, y tiene importantes implicaciones para ellas.

Dos de los filósofos más influyentes en la estética de la música son Stephen Davies y Jerrold Levinson[1][2] Davies denomina a su visión de la expresividad de las emociones en la música “emocionalismo de apariencia”, que sostiene que la música expresa emociones sin sentirlas. Los objetos pueden transmitir emociones porque sus estructuras pueden contener ciertas características que se asemejan a la expresión emocional. En su opinión, “la semejanza que más cuenta para la expresividad de la música… es la que existe entre la estructura dinámica de la música, que se despliega temporalmente, y las configuraciones del comportamiento humano asociadas a la expresión de la emoción”[3] El observador puede percibir emociones en la postura, el modo de andar, los gestos, la actitud y el comportamiento del oyente[4].

  Nudo en el estómago y gases

Psicología musical

Al escuchar música clásica, podemos sentirnos relajados cuando un acorde alcanza su clímax, felices cuando los tonos de las notas nos recuerdan emociones o viejos recuerdos y asustados cuando la región de la amígdala del cerebro se activa y libera hormonas del estrés y la ansiedad.

Creo que, al menos en algunas sociedades, el cine y la televisión enseñan a la gente a asociar ciertas emociones con determinados tipos de música, debido a la fórmula que se utiliza con frecuencia en ellos: violines para las escenas tristes; música orquestal fuerte y dramática con mucha percusión para las escenas de batallas; etc. Sería interesante comprobar si las personas con una exposición limitada a estos medios tienen respuestas emocionales similares ante la misma música.

Es posible que la música sea anterior al lenguaje tal y como lo conocemos hoy. Es posible que nuestros antepasados homínidos prelingüísticos utilizaran características musicales, como el tono, el ritmo y el timbre, para comunicar intenciones y transmitir emociones. Desde un punto de vista evolutivo, estas características musicales tienen un valor emocional que puede ser esencial para la supervivencia. Esto explicaría por qué la música sin letra puede evocar emociones fuertes.

Trastorno musical

Numerosos estudios han investigado si la música puede transmitir emociones de forma fiable a los oyentes y, en caso afirmativo, qué parámetros musicales podrían transmitir esta información. Se ha prestado mucha menos atención al contenido real del proceso comunicativo. El objetivo de este artículo es, por tanto, considerar qué tipos de contenido emocional es posible transmitir en la música. Argumentaré que el contenido está limitado principalmente por el tipo de codificación implicada, y que distintos tipos de contenido están relacionados con diferentes tipos de codificación. Partiendo de estas premisas, propongo una conceptualización en términos de “capas múltiples” de la expresión musical de las emociones. La capa “central” está constituida por las emociones básicas codificadas icónicamente. Intento aclarar el significado de este concepto, disipar los mitos que lo rodean y proporcionar ejemplos de cómo puede ser heurístico para explicar los hallazgos en este ámbito. Sin embargo, también propongo que esta capa “central” puede ampliarse, matizarse e incluso modificarse mediante capas adicionales de expresión que implican una codificación intrínseca y asociativa. Estas capas permiten a los oyentes percibir emociones más complejas, aunque las expresiones son menos invariables interculturalmente y más dependientes del contexto social y/o del oyente individual. Esta conceptualización multicapa de la expresión en la música puede ayudar a explicar tanto las similitudes como las diferencias entre la expresión vocal y musical de las emociones.

  Porque estoy tan cansado y sin ganas de hacer nada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad